9 hierbas para acabar con el dolor de la artritis

1. Aloe vera

El aloe vera es una de las hierbas más utilizadas en la medicina alternativa. Está disponible en muchas formas: píldoras, polvo, geles y hojas. Conocido por sus propiedades curativas, es popular para tratar abrasiones cutáneas menores, como quemaduras solares, pero también puede ayudar con el dolor articular. Los posibles beneficios incluyen los siguientes:

  • Tiene propiedades antiinflamatorias.
  • No tiene los efectos gastrointestinales negativos de los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), comúnmente utilizados para el dolor de la artritis.
  • Aplicación tópica: Puede aplicar un gel directamente sobre la piel.

Medicamentos orales: Algunos investigadores han sugerido que la ingesta de aloe puede ayudar a aliviar el dolor de la osteoartritis. Se necesitan más estudios para confirmar que estos tratamientos son beneficiosos.

El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral (NCCIH) indica que el uso de aloe vera puede ser seguro, pero algunas personas experimentan efectos secundarios cuando se ingieren por vía oral. Puede reducir los niveles de glucosa e interactuar con algunos medicamentos para la diabetes.

2. Boswellia

Los médicos tradicionales y los médicos de medicina alternativa usan Boswellia serrata, también llamado incienso, por sus propiedades antiinflamatorias. Esto proviene de la resina de los árboles de boswellia, que son nativos de la India. Según un estudio publicado en 2011, el ácido boswélico parece tener efectos antiinflamatorios que podrían ayudar a las personas con AR, OA y gota.

Los resultados de las pruebas en humanos han sugerido que las cápsulas de incienso pueden ayudar a mejorar el dolor, la función y la rigidez que causa la OA. Sin embargo, estos fueron estudios pequeños. Se requiere más investigación. La dosificación de hasta 1 gramo al día de boswellia parece ser segura, pero las dosis altas pueden afectar el hígado. Está disponible en tabletas y cremas tópicas.

3. Uña de gato

La uña de gato es otra hierba antiinflamatoria que puede reducir la inflamación de la artritis. Proviene de la corteza y la raíz de una liana tropical que crece en América Central y del Sur. La gente lo ha utilizado tradicionalmente como antiinflamatorio y para estimular el sistema inmunológico.

La Arthritis Foundation indica que, al igual que muchos medicamentos convencionales para la artritis reumatoide, la uña de gato elimina el factor de necrosis tumoral (TNF). Cita un pequeño estudio de 2002 de 40 personas con AR, que mostró que la uña de gato fue eficaz para reducir la inflamación de las articulaciones en más del 50 por ciento de los participantes. Sin embargo, los posibles efectos secundarios incluyen:

  • náuseas y mareos
  • presión arterial baja
  • dolor de cabeza

No debes usar esta hierba si:

  • tomas anticoagulantes
  • toma medicamentos inmunosupresores
  • tienes tuberculosis

Según el NCCIH, algunos estudios pequeños han considerado la uña de gato para la artritis reumatoide, pero se necesita más investigación.

4. Eucalipto

El eucalipto es un remedio muy accesible que las personas pueden usar para una variedad de afecciones. Los extractos de hojas de eucalipto se utilizan en remedios tópicos para tratar el dolor de la artritis.

Las hojas de la planta contienen taninos, que pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor relacionado con la artritis. Algunas personas continúan con compresas tibias para maximizar el efecto.

La aromaterapia de eucalipto puede ayudar a aliviar los síntomas de la AR.

Siempre diluya un aceite esencial con un aceite base antes de usarlo. Use 15 gotas de aceite con 2 cucharadas de aceite de almendras u otro aceite neutro.

Asegúrese de hacerse una prueba de alergia antes de usar eucalipto tópico, que se llama prueba de parche.

Coloque una pequeña cantidad del producto en su antebrazo. Si una reacción no aparece en 24 a 48 horas, es seguro de usar.