Ajo y miel – El sueño de Annie

El consumo de ajo y miel en ayunas puede tener varios beneficios. En este artículo te contamos qué propiedades nos aportan tanto el ajo como la miel y por qué pueden tener un impacto positivo en nuestra salud si los tomamos en ayunas. Sin embargo, más allá de ser un gran aliado en la cocina, este alimento ha sido valorado desde la antigüedad como uno de los mejores remedios para paliar diversas dolencias como indica este estudio.

Gran parte de sus virtudes se atribuyen a su aporte de alicina, compuesto activo que favorece el control del colesterol alto, la presión arterial y otras afecciones del sistema cardiovascular. También se usa como tratamiento para problemas digestivos, afecciones respiratorias y hongos.

1. Mejora la circulación sanguínea

Los compuestos de azufre del ajo, junto con los nutrientes de la miel, son muy beneficiosos para el sistema circulatorio. Ambos tienen un efecto anticoagulante y tonificante sobre las venas que previene la formación de trastornos como trombosis y varices.

2. Controla el colesterol malo

La alicina que libera el ajo crudo al triturar es de gran ayuda para desintoxicar la sangre y eliminar el exceso de colesterol. Además, es un remedio muy eficaz para mantener a raya los triglicéridos, un tipo de grasa presente en la sangre.

3. Reduce la presión arterial

La presión arterial alta es una enfermedad que pone en riesgo la salud cardiovascular en general. Para controlarlo de forma natural, puedes consumir ajo y miel en ayunas todos los días. Lo mejor es hacerlo por la mañana, aunque también podemos hacerlo en cualquier otro momento del día.