MEZCLA DE MIEL CON BICARBONATO – El sueño de Annie

La combinación de bicarbonato de sodio con miel es ideal para tratar problemas dermatológicos, específicamente los del rostro. Según este estudio realizado por la Universidad de Kelantan de Malasia, la miel tiene propiedades curativas y antisépticas, muy valoradas en cosmética. Por su parte, el bicarbonato actúa como exfoliante de la piel, eliminando las células muertas.

Al bicarbonato de sodio se le atribuyen las siguientes propiedades, unas reales y otras, no tanto:

1. Digestivo natural

Se cree que este ingrediente podría usarse para tratar problemas relacionados con la indigestión, ya que ayudaría a aliviar las flatulencias y a digerir las comidas pesadas más rápidamente. Sin embargo, numerosos estudios recomiendan no tomarlo, especialmente si tienes problemas cardíacos o diabetes, como es el caso de la situación en este estudio realizado por la Universidad de California.

2. Lucha contra la cistitis

Según un estudio realizado por la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Chungbuk, al consumir bicarbonato ayudaríamos a los riñones a crear una barrera protectora frente a las bacterias. Sin embargo, es importante consultar primero a su médico, ya que no se sabe exactamente cuánto debe ingerirse para no ser dañino.

Ingredientes

  • ¼ de taza de bicarbonato de sodio (120 g).
  • 1 taza de miel (preferiblemente natural) (250 g).

Preparación

  • Mezcle el bicarbonato de sodio con la miel en una cacerola.
  • Remueve la mezcla hasta obtener una pasta espesa y homogénea.
  • Cocine, preferiblemente al baño maría, durante 10 minutos, revolviendo de vez en cuando.
  • Apagar y reservar.