No esperes más y elimina las arrugas

¿Recuerdas el primer día que empezaste a ser consciente de tus arrugas? Las arrugas pueden ser muy molestas. ¡Ese momento clave en el que adivinas una fina línea de expresión en tu rostro y no puedes dejar de verlo! Ese momento es inevitable, sin embargo, lo que podemos hacer es evitar, prevenir, combatir e incluso eliminar las arrugas. Este detalle estético puede no agradarle, ya que le incomoda en reuniones sociales, presentaciones o simplemente en la apariencia. Aunque las arrugas son parte del ciclo normal de envejecimiento, muchos de ustedes no se sienten cómodos al tenerlas.

Para no tener arrugas en partes de nuestro cuerpo de forma muy clara, puedes utilizar estas recetas naturales que pueden ser efectivas para ti. Ya sabes que las arrugas son una parte natural del envejecimiento, no debes empeorar. Con el paso de los años, la división celular se ralentiza, lo que hace que la cantidad de colágeno y la humedad en la piel disminuyan, dando paso a líneas finas. Siga estos consejos constantemente y conviértalos en su propia rutina antiarrugas imprescindible.

Nuestra piel sufre mucho a lo largo de nuestra vida, especialmente la del rostro. La exposición constante a productos agresivos, el sol, la mala alimentación y, en general, la falta de cuidados, hace que además de ser la primera zona de arrugas, la piel del rostro sea la más maltratada.

La renovación de las células del rostro es una prioridad para un buen cuidado. Hidratar, nutrir intensamente y aportar una buena dosis de vitaminas te ayudará a lucir saludable.

Ingredientes:

  • 1 plátano maduro
  • 1 cucharadita de gel de aloe vera
  • 1 tomate mediano

Cómo preparar:

Agregue todos los ingredientes en una licuadora y mezcle todo bien hasta que todos los ingredientes estén completamente puré. Vierta la mezcla en un frasco de vidrio con tapa para almacenar y usar.

Cómo utilizar:

  • Lávate bien la cara.
  • Masajea la mezcla por toda la piel del rostro.
  • Deja la mascarilla durante 30 minutos.
  • Después de 30 minutos lávate bien la cara con un poco de agua tibia.