Remedios Caseros Con Nueces De Macadamia Para El Dolor, Estrés Y La Flacidez

La nuez de macadamia o la nuez de arbusto, es un fruto seco del cual se extrae un aceite que sirve para hacer remedios caseros variados.

Anuncio

La Macadamia se descubrió en Australia pero en la actualidad se cultiva también en centro y sur América. Esta planta tiene varios tipos distintos de especies y la mayoría de ellas tienen propiedades toxicas.

Pero la nuez de macadamia es rica en linoleico, ácidos oleicos, vitamina E y esteroles, las cuales aportan mucho en el tema del cuidado de la piel pero también se utiliza para muchas más cosas.

Anuncio

nueces-macadamia-800x600

Algunos de los remedios caseros más conocidos de la nuez de macadamia y cómo prepararlos; Si tienes dolor muscular, puedes hacer este remedio con 25 gramos de aceite de macadamia y 5 gotas de incienso, 5 gotas de tomillo y 5 gotas de sándalo.

Lo mezclas todo y haces un masaje en la zona afectada entre 2 y 3 veces al día. Para el estrés debes mezclar 25 gramos de aceite de macadamia, 5 gotas de vetiver, 5 gotas de pomelo y 5 gotas de albahaca, puedes aplicarlo en la planta de los pies y la espalda.

Para la flacidez y la celulitis también tienes un remedio casero muy recomendado y efectivo, el cual obtienes mezclando 125 gramos de aceite de macadamia, 20 gramos de aceite de avellana, 10 gramos de aceite de sésamo, 25 gotas de aceite sándalo, 20 gramos de jojoba y 25 gotas de aceite de cedro, mézclalo todo muy bien y aplícalo por todo el cuerpo.

Estos son unos remedios relativamente fáciles de preparar y no te quitan mucho de tu tiempo.

Apartando el hecho de que son muy fáciles de preparar cabe destacar que son super efectivos y actuan inmediatamente para aliviar el dolor, estrés y flacidez.

How-To-Toast-Macadamia-Nuts2

Estos remedios caseros son muy populares entre los usuarios de productos de belleza pero esto no es lo único que se puede hacer con la nuez de macadamia, también es comestible y tiene un sabor muy delicioso a parte de sus propiedades medicinales.

Anuncio

Puedes hacerlas asadas y luego les agregas un poco de sal, hervidas e incluso puedes hacer un puré con ellas, de manera que no tienen desperdicio.

¡Compártelo Con Tus Amigos!